martes, 26 de mayo de 2009

HISTORIA DE MALDONADO

Corría el año 1516 cuando el navegante Juan Díaz
de Solís descubre nuestras tierras, encontrándose aquí
como principales pobladores los indios chaná-beguaes.
Solís bautiza entonces a la Punta del Este como “ Cabo
Santa María”.
San Fernando de Maldonado es iniciado como
centro poblado en el año 1755 por el Gobernador de
Montevideo Don José Joaquín de Viana. La población de
la ciudad en sus orígenes estuvo integrada por un pequeño
grupo de españoles peninsulares y varias familias de indios
guaraníes, minuanos, charrúas y pampas. Esos españoles
que llegaron a estas tierras venían de pequeños pueblos de
campesinos, labradores y artesanos.
Al poco tiempo se incorpora una población negra de origen
africano o brasileña.
La población rural se formó de la mezcla de éstas familias
surgiendo así el tipo humano de nuestra campaña: el
gaucho.
Al comienzo, el poblado se estableció en las
inmediaciones de Punta Ballena, lo que años más tarde se
conocería como Laguna del Diario. En el año 1757, se
traslada la población al lugar actual y se comienza con el
reparto de tierras entre los vecinos.
Fue acertada la iniciativa de Joaquín de Viana, ya
que esta región no tardó en convertirse en una zona
próspera, con tierras fértiles, abundante pesca y lugar
clave para la defensa y vigilancia del Río de la Plata.
La población de Maldonado estaba compuesta en
el año 1783 por 369 personas. Sus casas eran ranchos
embostados y otras, de piedra y barro cubiertos de paja o
quincha. Luego se hicieron de ladrillo, piedra, teja y cal.
El primer plano de la ciudad (1783), mostraba un total de
25 manzanas con 4 calles paralelas de norte a sur y otras
cuatro de este a oeste.
En el año 1800, a los pobladores del departamento, se les
donan campos de estancia y chacras con ranchos
construidos con la misma madera y paja que se hallaba en
los montes del lugar. Se les concedía esta propiedad por 5
años con la condición de poblarla, poseerla, trabajarla y
disfrutarla.
En 1810, llegó a Maldonado desde las Islas
Canarias Francisco Aguilar, trayendo en su barco varias
familias y con ellas sus costumbres y conocimientos.
Entre ellos habían quinteros, albañiles, músicos y
cocineros.
Apellidos de origen canario que quedaron en
Maldonado fueron: Alfaro, Borges; Burgueño, Curbelo,
De León, Cedrés, Hernández y muchos otros. De las
familias azorianas (De Azores), Río Grande y Portugal,
los apellidos Dutra, Araújo, Pereyra, Correa y otros.
Españoles: Pou, Tort y Cruzado. Italianos: Casella,
Montossi, Odizzio, Gorlero, Tassano entre otros. Y
finalmente franceses como las familias Carsín, Calamet y
Laferrandierie.

Maldonado como departamento, se creó en 1816,
pero tenía incluidos al de Minas y Rocha, quedando
separado de ambos en 1880.
En 1820, Francisco Aguilar pasa a ser dueño
de 4 solares ubicados geográficamente en la Punta del
Este, siendo este lugar (9 años después) el “Pueblo
Ituzaingó”, nombre dado en honor a la Batalla de
Ituzaingó y a los valientes defensores de la Patria.
Este pueblo fue creciendo rápidamente gracias
a sus playas atractivas, aguas marinas, clima
espléndido y hermoso entorno para el disfrute.
La Guerra Grande hace que el progreso se detenga y
que la pobreza se apodere de todo el territorio nacional,
incluido Maldonado. Por esta razón el Gobierno le
vende a los hermanos Laffone la península de Punta del
Este (dueños ya de la isla Gorriti). Comenzando así la
recuperación del departamento hacia el año1900.
El balneario de Maldonado estaba situado
donde hoy está Las Delicias (Parada 23), a la altura del
muelle de hierro, adornado únicamente con extensos
médanos de arena transitables solamente en carreta.

Extraído del libro: "Viaje imaginario por Maldonado"
Autora:Ana Laura Andreoli Puñales

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada